Aprende a eliminar el mal olor de tus zapatos

El mal olor en los zapatos es para algunos, uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos cada día a la hora de cuidar el calzado. Hay que tener en cuenta que la piel interna de algunos modelos de zapatos retienen con más facilidad el sudor acumulado, pero con estos sencillos trucos que a continuación te mostramos, te resultará una tarea mucho más sencilla. ¡Empezamos!

1. El bicarbonato de sodio

Este químico de origen natural es capaz de absorber manchas, olores e incluso humedades. Por esta razón, resulta el truco más recurrido para eliminar el mal olor de cualquier tipo de calzado. Para utilizarlo, no tienes más que echar una cucharada de bicarbonato de sodio en las plantillas de cada zapato, esparcirlo bien por toda la zona y dejar que actúe durante la noche. A la mañana siguiente, tu calzado parecerá otro.

2. Polvos de talco

Al igual que el bicarbonato de sodio, los polvos de talco tienen la habilidad de absorber las humedades y eliminar el mal olor. La forma de hacerlo es exactamente la misma que en el caso anterior: echar un poco de polvo de talco dentro del calzado y dejar actuar en la noche. Pero hay también otra opción para quienes buscan acabar con la sudoración de sus pies. En ese caso, aplícate un poco de ellos en la planta de tus pies. Resulta un método muy efectivo.

3. Aceite esencial del árbol del té

Este potente aceite multiusos no sólo sirve para combatir el acné, llagas o incluso hongos, sino que también, gracias a sus propiedades desinfectantes, eliminará de forma muy eficaz el mal olor de tu calzado más problemático. Con tan sólo echar unas gotitas en las plantillas de tus zapatos, eliminaremos tanto los olores indeseados como las bacterias. También puedes pulverizarlo con algún espray para que se esparza mejor por el interior del calzado. Pero cuidado, no te pases con las gotas, ya que es un aceite con un olor muy fuerte.

4. Cáscara de cítricos

La cáscara de la naranja y el limón son muy prácticas para eliminar el mal olor de tus zapatos. Dejando actuar durante la noche dentro de tu calzado, te será de gran ayuda para combatir los olores.

5. Lavanda y salvia

Tener en casa lavanda y salvia resulta de gran utilidad, no sólo para eliminar los malos olores, sino también para las bacterias. Con tan sólo poner algunas hojas de salvia y ramas de lavanda dentro de los zapatos para después dejarlos en una ventana o balcón durante algunas horas -mejor si es durante toda la noche-, dejará tus zapatos perfectos.

Con estos sencillos trucos podrás acabar con el mal olor en el calzado. Pero te recomendamos que busques las causas, ya que si tienes zapatos que huelen más que otros puede que se deba a las plantillas. Lo mejor es que las cambies regularmente si la sudoración de tus pies es muy fuerte. Además, en el mercado existen algunas especiales que combaten tanto el mal olor como la aparición de bacterias. Ten en cuenta que el mal olor puede derivar a la larga en otros problemas, por lo que mantener una correcta higiene es fundamental.

(Visiado 488 veces, 1 visitas hoy)
Última actualización

Tal vez te interese...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.