Los trucos más fáciles para cuidar tus zapatos

En el mundo del calzado existen trucos muy sencillos y baratos para cuidar los zapatos, y, por supuesto, también los pies. Hoy repasamos algunos de los tips más populares y que mejor funcionan. ¡Toma nota!

¡Seca los zapatos mojados!

Hay un truco muy sencillo para secar los zapatos mojados. Simplemente tienes que poner en el centro de una servilleta de papel un puñado de arena para gatos. Luego, ciérrala para hacer una especie de saquito y ponle una goma o una cinta para que no se escape la arena. Introdúcelo en los zapatos y deja que actúe durante unas horas. Así conseguirás que absorba toda la humedad y quedarán los zapatos completamente secos.

¡No a las ampollas

Uno de los grandes problemas de los zapatos, sobre todo cuando son nuevos, son las ampollas. ¡Evitarlas es muy sencillo!. Sólo tienes que aplicar desodorante en gel en un disco limpiador de maquillaje y pasarlo por la parte interior de los zapatos. Deja unos minutos para que se seque y luego ya podrás ponértelos tranquilamente.

¡Adiós a los malos olores!

En el mercado existen muchísimos desodorantes para evitar los malos olores en los zapatos. Pero, si quieres una alternativa más barata, simplemente tienes que empapar un paño con agua oxigenada y pasarlo por el interior de los zapatos. Luego, deja que se seque durante unos minutos. ¡Y listo!

¡Agranda los zapatos estrechos!

Si te has comprado unos zapatos y te quedan un poco estrechos, ¡Que no cunda el pánico! Un truco muy sencillo para agrandarlos es frotar por el interior con suavizante de la ropa o crema hidratante; luego, ponte unos calcetines gordos y pone los zapatos durante unos minutos.

Última actualización

Tal vez te interese...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.